6 preguntas clave de la primera visita al ginecólogo.

PorMR

6 preguntas clave de la primera visita al ginecólogo.

  • ¿A cuál edad debe visitarse por primera vez al ginecólogo?
  • ¿Debe estar presente la madre?
  • ¿Cómo es una revisión ginecológica de primera vez?
  • ¿Qué se le debe decir al ginecólogo?
  • ¿Si soy virgen debo ir al ginecólogo?
  • ¿Pierdo la virginidad al momento de la evaluación?

 

  • ¿A cuál edad debe visitarse por primera vez al ginecólogo?

En realidad no existe una edad específica, debido a que cada cuerpo femenino se desarrolla en diferentes momentos de la vida de cada mujer. Se supone que la consulta debe realizarse entre los 12 y los 15 años de edad, sin que esto sea una regla inviolable.

Lo recomendado es que la consulta se realice antes de la primera menstruación de las niñas, es decir, antes de su desarrollo, para que el médico pueda evaluar el estado de los órganos, y prevenir enfermedades o molestias que puedan surgir en el proceso de maduración de su capacidad reproductiva.

Es importante que, además de la educación sexual que reciben las niñas en el sistema escolar y la familia, el médico pueda abordar temas como el embarazo, la planificación familiar y las enfermedades de transmisión sexual, para reforzar este conocimiento que será indispensable en el desarrollo, madurez, independencia y seguridad de la mujer.

Es importante entender que nunca es tarde para asistir al ginecólogo, incluso, si ya tuvo su primera regla, y con mucha más razón, si mantiene una vida sexual activa.

  • ¿Debe estar la madre presente?

Por ser una joven, generalmente menor de edad, muchas madres acostumbran acompañar y estar presentes con el médico en la primera consulta ginecológica. Sin embargo no es algo indispensable, ya que, podría influir en la confianza o franqueza de la paciente al tratar problemas de salud con el médico.

En algunas oportunidades se recomienda a la madre o representante que espere afuera, y se aclara a la paciente que, cualquier información que ponga en riesgo su salud será comunicada a sus padres, de lo contrario se tratará bajo la confidencialidad de médico y paciente.

  • ¿Cómo es una revisión ginecológica de primera vez?

Eso dependerá de la paciente, su edad, su nivel de desarrollo y si es activa sexualmente. Todas esas variables tienden a modelar una consulta de primera vez con un ginecólogo. Sin embargo, se divide en dos etapas: la primera tiene que ver con una exploración psicosocial, para determinar cómo estos factures pudieran influir en la salud de la paciente.

Luego, si la paciente ha tenido actividad sexual, se preguntará las características de las mismas, frecuencia, parejas, preferencias sexuales. Todas ellas deben ser respondidas con sinceridad, franqueza y madurez, para que el médico pueda tener una base sólida para tratar cualquier trastorno y prevenir enfermedades.

Es muy poco probable que en una primera consulta se realice un examen pélvico, (exploración interna de los genitales) a menos que la paciente manifieste haber tenido relaciones sexuales. De todas formas, la tecnología pone a disposición exámenes realizados con ecografía para evaluar la conformación de los órganos internos de la paciente sin necesidad de intervenir dentro de ellos con ninguno de los métodos tradicionales.

También se debe realizar una exploración y evaluación del desarrollo de las glándulas mamarias, el médico aprovechará esta oportunidad para enseñarte a detectar anormalidades en el tejido de las mismas y puedas estar alerta ante esta situación.

Dr. Miguel Roberti. Ginecologo, obstetra, barquisimeto, yaritagua

  • ¿Qué se le debe decir al ginecólogo?

Aunque parezca una pregunta innecesaria es necesario plantearla una y otra vez: todo. Una vez escogido el médico de preferencia es necesario contarle todo lo que te ocurre o inquieta respecto al funcionamiento, apariencia, características, molestias, flujos e incluso olores de tu zona vaginal.

Esto será de gran importancia para que el médico pueda tener parámetros de referencia claros que le permitan investigar y diagnosticar con mayor certeza. Así mismo podrá evaluar con mayor integridad tu nivel de desarrollo y explicarte claramente cuales características son normales y cuáles no, para que en un futuro puedas notar alteraciones negativas en tu organismo.

  • ¿Si soy virgen debo ir al ginecólogo?

La respuesta es sí. En nada te lo impide, además es muy conveniente que lo hagas, ya que el médico te puede preparar para asumir cuando decidas tener una vida sexual activa y luego, el hecho de ser virgen no te inhibe de continuar con el proceso de ovulación y menstruación, que son una parte fundamental del funcionamiento orgánico en la mujer. De igual manera se podrá realizar una evaluación  integral para determinar la salud de los órganos reproductivos.

  • ¿Pierdo la virginidad al momento de la evaluación?

De ninguna manera. Y, aunque a algunos les parezca gracioso es una de las dudas más frecuentes en las pacientes que acuden a consulta. Generalmente, cuando las pacientes no tienen una vida sexual activa los exámenes no incluyen exploraciones pélvicas ni citologías, a menos que sea un caso muy especial que lo amerite. De ser así el examen se realiza con instrumentos especialmente diseñado para este tipo de condición. Aunque, generalmente, el médico debe indicar estudios de ultrasonido o ecografías, para evaluar la conformación y el funcionamiento de los órganos internos sin intervenir en ellos.

¿Te gustó? Compártelo en tu red preferida.....

About the author

MR administrator

Deja un comentario

Síguenos en Instagram